21 octubre, 2009

SALMOS


quiero que sepas que llegué allí
tardé cuatro días en recorrer 800 kilómetros
me escondí para pasar los controles
entré en una lamasería donde hacía 10 años que no pisaba un extranjero
dormí con los monjes
estuve cinco días sin ducharme
ví a los buitres devorar restos humanos
compré 20 banderas con salmos
cada una de un color
cogí una estaca
subí a la montaña sagrada
llegué arriba casi sin aliento
escribí sobre las telas 20 nombres que me componen
até un extremo al palo mayor en lo alto de la montaña
el otro a la estaca
me arrodillé
miré alrededor y respiré hondo
estaba solo
los cuervos me observaron
recé en silencio
y abandoné aquel lugar.

desde entonces el seco viento de la meseta tibetana
susurra vuestro nombre entre salmos
a valles muy viejos
a cielos muy azules.

te llevo conmigo siempre

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Bueno, toda una "aventura", pero qué has traído de nuevo...? Qué nuevos significados para la vida....?

jorge gutierrez gonzalez dijo...

hola, sergio, soy jorge, te escribo para desearte q estos dias sean realmente especiales para ti y los tuyos...
espero con ansiedad volver al flous
para pasar esos ratoa tan agrs¡dables...
aqui te dejo la dire de mi blog
por si quieres hecharle un vistazo

http://homosapiens-jorge.blogspot.com/
un abrazo
hasta pronto

DANIEL MACIAS dijo...

UNA INVITACIÓN CORDIAL

http://latierradelapiedranegra.blogspot.com/2010/02/poesia-y-anarquia-xii-encuentro-de.html